OSWALDO TRUJILLO

Metástasis: radiografía de una institucionalidad terminal

Metástasis: radiografía de una institucionalidad terminal OSWALDO TRUJILLO

Con asombro hemos sido testigos de los allanamientos que ejecutó la Fiscalía del Estado en el caso que ha denominado ‘Metástasis’. Con asombro también hemos visto cómo distintos actores políticos han saltado al escenario público para deslegitimar estas acciones o engrandecer a conveniencia la imagen de la Fiscal Diana Salazar. Lo cierto es que, como sociedad, no podemos dejarnos distraer del fondo esencial del asunto que es la evidencia de cómo el crimen organizado y el narcotráfico han socavado la institucionalidad de la nación.

 

Desde los últimos años era un secreto a voces que los tentáculos del narcotráfico estaban penetrando en el corazón mismo del sistema de justicia y de las fuerzas de seguridad ecuatorianos, que el crimen organizado tenía ya un modus operandi mediante el cual lograban liberar sicarios, obtener sentencias favorables, mantener intactos los bienes mal habidos y amedrentar a funcionarios judiciales que se opusieran a sus planes.

 

La diferencia ahora es que los allanamientos de Fiscalía han sacado a la luz pública todo aquello que pensábamos estaba pasando, para confirmar la preocupante realidad de que vivimos en el seno de un Estado en grave riesgo, rodeado de una estructura irregular paralela que no solo tiene el poder de las armas, sino también el control de un segmento de la administración de justicia y de la seguridad integrado por ciertos jueces, fiscales, abogados y policías que han sido corrompidos o son directamente corruptos.

 

Muchos han querido politizar el tema. Que cada uno rinda cuentas a su conciencia. De mi parte, sostengo que cualquier mirada política sobre este asunto no solo es una pérdida de tiempo sino una distracción perversa que intenta que miremos a otro lado, y eso no lo podemos permitir.

 

Fiscalía ha tenido el valor de emprender directamente contra una banda criminal muy peligrosa y si seguimos por el camino correcto, que es el de la aplicación del derecho y de la ratificación del poder en manos del Estado ecuatoriano y sus autoridades, este debe ser el primer paso hacia el enfrentamiento real contra el crimen organizado, pues para todos es conocido que el caso Metástasis no es el único. Muchas otras bandas criminales deben haberse infiltrado ya, al igual que la del ‘Patrón Norero’, en el accionar de las instituciones oficiales ecuatorianas.

 

No se trata de alinearse a favor o en contra de actores políticos que dicen sentirse perjudicados por las acciones de autoridades, como en este caso la fiscal. Se trata de alinearse en contra de los delincuentes y a favor de la lucha institucional, y no personal, contra el crimen y el delito.

 

Por ello debemos también exigir desde la ciudadanía que la fiscal Salazar llegue hasta el final, que vaya mucho más allá de los allanamientos, que los detenidos incluyan también a narcotraficantes, además de las corrompidas autoridades judiciales y policiales, y que su despliegue institucional sea permanente en el tiempo, rápido y efectivo en el caso Metástasis y en muchos otros que están en cola y que también deben ser enfrentados con decisión.

Compartir este contenido en:

Blogs relacionados

Desempleo e inseguridad

Desempleo e inseguridad, cercanos e interdependientes

Consulta Popular: ¿solución para la seguridad? Más allá de los diagnósticos, ahora, más que nunca, somos testigos de un ciclo pernicioso que afecta a la población y socava el funcionamiento de las instituciones en nuestro...

Consulta Popular: ¿solución para la seguridad?

Consulta Popular: ¿solución para la seguridad?

Consulta Popular: ¿solución para la seguridad? Estamos a pocos días de volver a las urnas para pronunciarnos, nuevamente, en otra consulta popular. Esta vez son 11 preguntas las que deberemos responder, entre las que existen...

“Yo respeto a todo el mundo, pero sobretodo respeto la ley”